domingo, 2 de noviembre de 2014

JUZGADOS POR LA PALABRA

Domingo 02 de Noviembre del 2014
LECCIÓN: Juan 12:44-50
TEXTO: Romanos 2:13

INTRODUCCIÓN
En este pasaje Jesús, resume su mensaje dando a conocer que él no había venido como juez a juzgar a los hombres sino que su labor era salvar al mundo y que sería su palabra predicada; es decir, el evangelio del reino el que los juzgaría en el día postrero.

DESARROLLO
Observamos al inicio de este pasaje que Jesús clamó o alzó la voz como también en otras ocasiones, para, ser escuchado claramente por los que estaban a su alrededor, pues lo que deseaba expresar era importante. Hemos visto que muchos de los que creyeron en él, guardaban silencio por temor y miedo,  más esta valiente expresión de Jesús contrastaba nítidamente con ellos. El Señor a los temores de estos creyentes les manifiesta que al creer en él,  creían también en el que le envío, el cual era Dios, pues Jesús es uno con el Padre (Juan 10:30; 17:21) y el que ve a Jesús ve a Dios mismo, por ello el profeta Isaías declara que la virgen concebirá y dará a luz un hijo  y llamará su nombre Emmanuel,  que significa “Dios con nosotros” (Isaías 7:14; Mateo 1:23), Dios mismo manifestado en carne (1Timoteo 3:16).
Jesús, vuelve a manifestar que él que era la luz (Juan 8:12; 9:5), vino al mundo para que el que cree en él  no permanezca en tinieblas (Colosenses 1:13), pues vino a establecer el reino de la luz en un mundo dominado por las tinieblas y proveer luz a los que habitaban en tinieblas y en sombra de muerte (Lucas 1:79). Pablo el apóstol de los gentiles dice que satanás “Cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios” (2 Cor 4:4). Por lo tanto dice Jesús, el que oye sus enseñanzas y no las guarda  o recibe, él no le juzga pues en su primera venida no vino a juzgar, sino que, vino para que el mundo sea salvo por él. Los que oyen la palabra de Cristo y no la guardan, son los que rechazan a Cristo y no poseen la Palabra de Dios (Juan 5:38). La Palabra de Cristo se refiere principalmente al mensaje de salvación y vida eterna que Jesús trajo desde el cielo, y esta palabra es la que  efectúa la salvación (Juan 5:39-40)  El mensaje de Jesús, es la Palabra de Dios, no olvidemos que él no habló por su propia cuenta  (Lucas 5:1),  por lo tanto, esa palabra y mensaje entregado es la que juzgará  y testificará contra los que rehúsan creer en Jesús, pues su palabra está en perfecta unidad con el Padre.  En el día del juicio quienes aceptaron a Cristo y vivieron de acuerdo a su palabra serán levantados para vivir eternamente y los que no guardaron su palabra rechazando a Cristo deberán enfrentarse al castigo eterno (Apocalipsis 20:11-15)

CONCLUSIÓN
Cuan importante es que la Palabra de Dios habite o permanezca en nosotros pues ella nos da la fuerza y los argumentos para vencer al enemigo de nuestras almas (1 Juan 2:14) sólo así se puede vencer a satanás con la palabra, como Jesús al ser tentado en el desierto, de esa manera podemos vencer sus asechanzas. Por lo tanto debemos esforzarnos  y pedir la asistencia del Señor para ser hacedores de la palabra y no tan solo oidores, engañándonos  a nosotros mismo (Santiago 1:22-25).

No hay comentarios:

Publicar un comentario