jueves, 28 de noviembre de 2019

Solicitud por los hermanos

Lección: 2° Corintios 7:12-16
Texto: 2°Tesalonicenses 3:4-5
Domingo 01 de Diciembre

Introducción: Muchas son las preocupaciones de las personas, pero cuales de ellas llegan a ser prioritarias. Hoy los creyentes estamos mundanalizados, en el sentido, de que nuestras prioridades son similares a la gente que no conoce a Dios.  Nos preocupa la economía, el trabajo, el dinero, la casa, el auto, etc. Pero, ¿qué de nuestra solicitud cristiana? El apóstol Pablo, muestra su gran solicitud y regocijo por los cambios verificados en la Iglesia de Corinto. En la presente lección comparte dos elementos que demuestran tal solicitud.

Desarrollo: En primer lugar, el gozo de Tito (v.13-14) Tito, era el emisario que Pablo había enviado con las cartas de respuestas a las consultas de los corintios, y también con las cartas correctivas que él les había enviado. Pablo pensaba, que tal vez iban a tratar mal a su enviado. Pero las noticias que trajo Tito fueron de verdad asombrosas. Tito volvió feliz porque la iglesia reaccionó favorablemente a las cartas de su pastor. Hubo consuelo, llanto y regocijo (V.7) Los Corintios se habían sinceramente arrepentido y esas notician no solo alegraban a Tito, sino que, fueron de gran consuelo para Pablo. El apóstol, menciona que él no ha sido avergonzado porque ha hablado con verdad, y el gloriarse en Tito también resultó verdad. Lo que está destacando es que, la verdad siempre se impone, y en un siervo de Dios, cuando esto se verifica, es motivo de gloriarse.
En segundo lugar, el cariño de Tito (V.15) Un verdadero emisario, y fiel representante del equipo apostólico de Pablo, muestra claramente con su conducta, la de un siervo de Dios, que pese a lo difícil de su misión, ya que llevaba instrucciones para que los Corintios enmendaran sus erróneas conductas, lo hace con cariño por esa iglesia. Se acuerda de la obediencia de los hermanos y de cómo fue recibido con temor y temblor. Dios nos ayude a desarrollar nuestras tareas, cuando seamos encomendados, con la misma solicitud.

Conclusión: Ser un emisario con noticias de disciplina y corrección, generalmente no da buenos resultados, salvo que, este por medio, la obra de Dios, y el buen comportamiento de los que son comisionados. Tito, tal vez había ido con muchos miedos del resultado de la conducta de los Corintios. Su regreso con regocijo, demuestra que había desarrollado bien su papel de emisario. No solo traía buenas noticias del arrepentimiento de Los Corintios, sino que había desarrollado su trabajo con cariño. El gozo, finalmente fue traspasado también a Pablo. Las buenas noticias provocaban en él apóstol un mayor grado de confianza por la iglesia de Corintio (v.16)

domingo, 17 de noviembre de 2019

El Gozo de Pablo


Lección: 2° Corintios 7:1-11

Texto: Hebreos 12:11

Domingo 24 de Noviembre

Introducción: Las Escrituras abundan en referencia al gozo y el regocijo; el gozo natural tiene que ver con el contentamiento, la satisfacción, la alegría; el gozo moral con la paz y la serenidad, y el gozo espiritual, con el gozo de fe, el regocijo en la esperanza. Un escritor llamado Kaufmann Kohler, dice que ninguna otra lengua tiene tantas palabras para el gozo y el regocijo como el idioma hebreo.
En el Nuevo Testamento, se considera el gozo como una dádiva divina, y es lo que experimentó Pablo, al ver que los hermanos de corinto se habían arrepentido, y corregido su postura frente al apóstol.

Desarrollo: Puesto que tenemos tales promesas, dice Pablo a los corintios, limpiémonos de toda contaminación, perfeccionando la santidad en el temor de Dios, esta limpieza consiste en dos cosas principalmente, apartarnos del pecado y volver nuestro corazón a Dios. Perfeccionando la santidad, significa consagrarse por entero a Dios.
EL apóstol, continúa manifestándoles que a nadie habían agraviado u ofendido, y esto no lo manifiesta para acusarlos o condenarles, pues él tiene mucho amor para con ellos, y además, ahora se encontraba lleno de consolación, y su corazón sobreabundaba de gozo. Aquí retoma el relato, que había dejado de lado respecto a su viaje a Macedonia, para buscar a Tito. Él pensaba que había muchos problemas que enfrentar todavía en la iglesia de Corinto, pero, encontró lo contrario, consuelo y gozo.  Además,  manifiesta que, aunque tuvo que reprenderlos duramente a través de una carta, esto no le pesaba, aunque les produjo en su momento tristeza y lágrimas a los hermanos, pero que ahora se gozaba, pues fueron contristados para arrepentimiento, porque la tristeza que es según Dios, produce arrepentimiento para salvación, que es la respuesta de volverse a Dios, refiriéndose a la tristeza por el error o el pecado cometido, que produce un cambio real en la conducta, pero, la tristeza que es según el mundo, produce muerte.
El versículo 11, destaca la fuerte reacción que tuvieron los corintios, lo que fue muy estimulante para el siervo de Dios, el apóstol Pablo, pues se produjo en ellos una gran solicitud, una defensa, un ardiente afecto, celo y vindicación, en todo se mostraron limpios en el asunto, es realmente difícil ser confrontados con el pecado y mucho más es librarse de esos pecados. Pablo, termina en esta lección, felicitándolos por haber confrontado y resuelto los problemas que tuvieron que vivir.

Conclusión: Que importante es en una congregación no evadir los problemas o minimizarlos, sino enfrentarlos, por bien de la obra de Dios, con gracia, amor, y firmeza, para de esa manera, producir arrepentimiento y corrección de las situaciones anómalas que dañan la obra de Dios, tal vez, en su momento, producen dolor y lágrimas, pero hay gozo, como el que experimentó el apóstol Pablo.

domingo, 10 de noviembre de 2019

El Yugo desigual con los Incrédulos

Lección: 2° Corintios 6:11-18
Texto: Santiago 4:4
Domingo 17 de Noviembre

Introducción: Desde tiempos antiguos, cuando Dios sacó a Israel de Egipto, y lo llevó por el desierto hasta la tierra prometida, una vez que estaban ya listos para entrar a hacer posesión de ella, les prohibió hacer alianza, ni emparentarse con las naciones que allí moraban, porque los desviarían de ir en pos de Jehová. Pablo, en esta sección les manifiesta la misma enseñanza a los hermanos de Corinto.

Desarrollo: Pablo, les expresa a los hermanos de corinto, que su corazón se había ensanchado o abierto plenamente hacia ellos, expresándoles sus verdaderos sentimientos que sentía por ellos, y revelándoles cuanto los amaba, pero a la vez, les pide que ellos también habrán su corazón. La iglesia, en todo lugar, debe abrir también su corazón a quien les administra la palabra, lo exhorta, aconseja y aun lo corrige, lo que también es parte de su ministerio.
Pablo, manifiesta y enseña a los creyentes a no establecer vínculos o alianzas profundas con los incrédulos, porque estas relaciones pueden debilitar su entrega a Cristo, pues el mundo se divide en dos tipos de personas, las que están en Cristo, y los que no lo están, ya que estos tienen otros intereses muy distintos, a los que motivan a los verdaderos creyentes, que es agradar a Dios y servirle. La relación con los incrédulos, debiera ser la justa y necesaria para la convivencia social, o para mostrar el camino de salvación, porque pregunta ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿O que concordancia Cristo con Belial? Para los que han recibido la luz de Dios, no hay compañerismo o compromiso con las tinieblas. Además, señala ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois templo del Dios viviente.

Conclusión: La primera carta universal de San Juan 5:3, dice lo siguiente “Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos”, es por este motivo que Dios conoce lo que es mejor para su pueblo, y nos llama a evitar el dolor de una alianza en un yugo desigual, en cualquier área de nuestra vida, y esto también lo ratifica cuando Santiago 4:4 dice la amistad con el mundo es enemistad con Dios, y el que quiere ser amigo del mundo, se constituye en enemigo de Dios.

lunes, 4 de noviembre de 2019

Características del Ministerio

Lección: 2° Corintios 6:1-10
Texto: Romanos 8:18
Domingo 10 de Noviembre

Introducción: Toda actividad, sea cual sea que realice una persona, tiene sus características propias, ya sea requerimientos, deberes y beneficios, pero también, costos y a veces altos, y estos se relacionan con el grado de compromiso que hay con esa tarea, cuanto más en lo que significa apacentar la grey de Dios, la cual se realiza sólo por amor, agradecimiento y obediencia a Dios. Hubo profetas, que experimentaron la soledad de su ministerio, persecución y humillación, como Jeremías, que manifiesta “Porque la palabra de Jehová me ha sido para afrenta y escarnio cada día” (Jeremías 20:8). Aquí Pablo, da a conocer muchas cosas que tuvo que vivir, sólo por amor al llamado que Dios había hecho en él.

Desarrollo: Pablo, se presenta en este pasaje, tanto él, como sus compañeros, como colaboradores de Dios, y les exhorta a los corintios, a que no reciban en vano la gracia de Dios, en el sentido de no llevar una vida de plenitud y de testimonio cristiano. Dios, ofrece salvación a todo el mundo. Él no quiere que nadie se pierda, sino que todos procedan al arrepentimiento. Mucha gente aplaza su decisión de aceptar a Cristo, pensando que puede ser más adelante, pero pueden perder la oportunidad, la escritura dice “Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones”, (Hebreos 3:15), la palabra griega Kairos, denota un tiempo determinado, habla que el tiempo aceptable de recibir la gracia de Dios, es ahora, no en tiempo indefinido.
El apóstol, manifiesta que él tiene especial preocupación, de no dar ocasión de tropiezo a nadie, para que su ministerio no sea vituperado, insultado o dañado. Antes bien, tiene la confianza de recomendarse en todo, como un real ministro de Dios, en paciencia, tribulaciones, en necesidades, en angustias y muchas otras situaciones, que sabemos que él experimentó, a causa de su entrega total al ministerio que Dios le había entregado, como dijimos anteriormente, negándose aún, asimismo, todo por amor a Cristo y a su ministerio. Pablo, se mantuvo activo, gozoso y contento, aun en las situaciones más difíciles, de igual manera, nosotros debemos mantenernos firmes delante de Dios, y los siervos de Dios deben decir como Pablo lo manifestó  “Honro mi ministerio” (Romanos 11:13).
El apóstol dice en cuanto a sus necesidades personales, que su actitud es como pobres, más enriqueciendo a muchos; como no teniendo nada, más poseyéndolo todo, en su corazón no hay quejas, ni resentimientos, él señala “No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera sea mi situación. Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece (Filipenses 4:11-13).

Conclusión: El apóstol, en este pasaje, hace un resumen como en otros pasajes, de las situaciones que tuvo que pasar, por ser ministro de Cristo, pues muchas veces hay que pagar un costo, por ser siervo de Dios, ya sea en pruebas, dificultades, enfermedades, oposición a nuestro ministerio, y muchas otras cosas, pero debemos tener presente, que la prueba pasará, la enfermedad sanará, la dificultad se solucionará, y  debemos luchar con la ayuda de Dios, para honrar nuestro Ministerio, y que además, las aflicciones que hoy vivamos, no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse.